Conmoción en Nueva Zelanda y dardos contra Facebook

Imagen: ABC

Imagen: ABC

“Nueva Zelanda vive sus días más oscuros”. Ésa fue la declaración de la Primera Ministra de ese país, Jacinta Ardern, que resumió el sentir de los neozelandeses tras los atentados ocurridos en las Mezquitas Masjid Al Noor y Linwood Masjid en la ciudad de Christchurch el viernes. 49 muertos y una cifra similar de heridos dejó esta masacre que provocó la condena internacional, a la que se sumó el Gobierno chileno. ¿El principal sospechoso?: Brenton Tarrant, un supuesto supremacista blanco sin antecedentes previos, pero que horas antes del tiroteo había publicado un manifiesto con ideas racistas y xenófobas, y que transmitió en directo 17 minutos del atentado. Ardem cuestionó duramente a Facebook por la transmisión de este registro, pero la red social se defendió asegurando que se retiraron 1.5 millones de vídeos en todo el mundo durante las 24 horas posteriores al atentado y que, de ellos, 1.2 millones se bloquearon mientras eran cargados.

TAGS  atentadoNueva Zelandapolémica Facebook

Rodrigo Ansaldo