"Perdón" por los escándalos

Imagen: Biobío Chile

Imagen: Biobío Chile

Perdón y vergüenza, fueron las palabras que utilizó el obispo Francisco Rivera en el Te Deum evangélico, para referirse a los últimos escándalos financieros de la institución que terminaron con la salida del obispo Eduardo Durán. Con un discurso conciliador, nueva locación y rostros, los líderes de la iglesia evangélica entregaron una clara señal a la opinión pública y a los políticos, para sobreponerse a los duros cuestionamientos por el abultado patrimonio del ex obispo Durán. Lejos de abordar temas que podrían generar divisiones valóricas, a diferencia del año pasado cuando comentaron la ley de identidad de género, esta vez optaron por invitar a todos los sectores a construir en base al diálogo. Luego de esto, los ojos estarán puestos esta semana en los mensajes de reacción del Te Deum ecuménico de Fiestas Patrias, donde es esperable que nuevos mensajes relacionados con la agenda pública marquen los temas de discusión en estos días.

TAGS perdón, renovado Te Deum, Te Deum ecuménico

Rodrigo Ansaldo